Enigmático. Expresivo. Sensible. Cordial. Enérgico. Sabroso. Abierto. Auténtico… ¿Resumir el carácter del Tarn en una sola palabra? Es casi una misión imposible, ya que las riquezas y la diversidad que forman este departamento son impresionantes.

El Tarn respira vida, fomenta los buenos momentos, aprecia las cosas auténticas y las comparte con aquellos que saben dedicar tiempo a disfrutarlas.
¿Y si fuera «generosidad» la palabra que mejor define el carácter del Tarn?