¿Llueve? Que no cunda el pánico

¡Lluvia, genial! … ¿En serio? Ahora es el momento de explorar todos los rincones que hemos olvidado hasta ahora. Hay mil maneras de entretenerse los días de lluvia en el Tarn.

Visitar los museos, conocer las obras de los artistas, chapotear en aguas templadas…

El museo de Goya en Castres y el museo de Toulouse-Lautrec son, obviamente, imprescindibles. Pero también puede contemplarse el arte contemporáneo, la fotografía, las herramientas antiguas, las miniaturas…

Los artistas abren sus talleres al público: céramica, vidrieras, cristal, pastel, cuero, pintura…. ¡Son apasionantes! Ir a chapotear a algún espacio acuático cubierto en los días de lluvia también es una buena idea para toda la familia. Después podemos visitar algún salón de té o un espacio de lectura. ¿Quién dijo que los días de lluvia eran aburridos?

Placeres dulces para degustar