Tómese su tiempo para reconectar con lo esencial…

Pasee por la ciudad sin rumbo fijo, a su antojo. Tómese su tiempo para visitar y entrar en las tiendas de productos locales, elajarse en las terrazas de los restaurantes, perderse por las callejuelas medievales, conocer a los artistas de los talleres etc.

Hay ideas insólitas para visitar el Tarn: en motocicleta, en bicitaxi, en coche de época… Usted elije su experiencia.

Me ha encantado deambular por pueblos como: Puycelsi, Hautpoul, Castelnau de Montmiral, Lautrec… donde hemos estado en contacto directo con la historia de Tarn y sus habitantes son muy hospitalarios.

Conozca más sobre las ciudades y pueblos de Tarn